EL NUEVO RGPD, DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO

EL NUEVO RGPD, DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO

Noticias
Etiquetas:

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) europeo, será de obligado cumplimiento a partir del mes de mayo; después de dos años de su entrada en vigor.

Aunque su principio fundamental es reforzar la tecnología de la información, muchas empresas miran con recelo esta normativa europea.

Las empresas y entidades deben adoptar medidas que garanticen de manera suficiente que están en condiciones de cumplir con las reglas, derechos y garantías que el Reglamento establece.

Este reglamento permitirá que las tecnologías de la información marquen la diferencia entre una empresa y otra a la hora de gestionar los datos de los ciudadanos europeos.

En palabras de Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia, “el RGPD presenta una gran oportunidad para aportar aún más valor a los negocios y para convertirse en un impulso positivo a la salud de la información en las empresas, reforzando la protección de los datos personales a ellos confiados”.

La mayor preocupación de responsables y directores de las empresas es no adecuarse al nuevo reglamento en el plazo estipulado, haciendo esfuerzos de inversión en estructuras para cumplir los requisitos en la fecha límite.

La importancia que los datos tienen para las empresas es creciente, anunciando un incremento exponencial en el volumen de los datos utilizados de aquí a 2020.

En España se espera que esté finalmente disponible al público antes del verano, siguiendo los cauces legales para la aprobación del anteproyecto de modificación de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) para adaptarla a las exigencias europeas. La regla establece multas de hasta un 4% sobre su facturación anual a las que no la cumplan.

Desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) se ha enfatizado durante los últimos meses sobre la importancia en la proyección de la nueva información hacia los usuarios. “Esta dimensión normativa es, sin duda, fundamental, pero para la Agencia es igualmente importante contribuir a que ciudadanos y organizaciones conozcan los cambios que implica el Reglamento, ya que se trata de una norma europea directamente aplicable”.

A pesar de ser una única norma para toda Europa, la norma debe ser interpretada a nivel nacional. En España la Agencia Española de Protección de Datos, será la encargada de pronunciarse, ya que en muchos artículos se deja la puerta abierta a los distintos países europeos para que regularicen esos aspectos.

El Reglamento entiende que actuar únicamente cuando ya ha tenido lugar la infracción no es suficiente, ya que esta puede ocasionar daños a los interesados y puede resultar muy complicado compensar o reparar.

Este Reglamento supone un mayor compromiso de empresas y organizaciones con la Protección de Datos.