kiddle

KIDDLE, DE GOOGLE

Google se apunta al control parental.

Con este fin Google lanza su propuesta, Kiddle. Un motor de búsqueda que pretende evitar que los más pequeños vean cosas no deseadas.

Una de las preocupaciones de los padres es el fácil acceso que tienen jóvenes y niños a cualquier tipo de información. Medios de comunicación, redes sociales o buscadores en la red son fuente de textos e imágenes  sin control de temas que pueden ser inapropiados o suponer un peligro para su integridad psíquica y hasta física.

Con este fin Google lanza su propuesta, Kiddle. Un motor de búsqueda que pretende evitar que los más pequeños vean cosas no deseadas.

La dinámica que sigue es responder a las búsquedas no mostrando información sobre lo que se ha demandado o mostrando la parte educativa. Para ello, en los tres primeros resultados ofrece contenidos escritos y revisados especialmente para los pequeños, y en los siguientes páginas con un contenido que puedan entender.

Algunas pruebas que hemos realizado lo demuestran.

kiddle1kiddle4kiddle2kiddle5

 

kiddle6

Mientras en Google las mismas palabras ofrecen descripciones e imágenes sórdidas y desagradables, en Kiddle se altera el resultado para mostrar la parte didáctica, solidaria y más humana. Restringir información no apta para determinadas edades y dar visibilidad a conceptos que refuerzan la conciencia social, la integridad y el respeto hacia uno mismo y lo que le rodea.